BREAKING NEWS

Lakers, Knicks y la magia del basket

09/11/2015 09:30 NBA COAST-TO-COAST
Lakers, Knicks y la magia del basket


Francisco Serrano
Infierno Cordobés

Ayer disfrutamos de una  fiesta  del basket universal; Los Angeles Lakers y los New York Knicks en la meca del baloncesto,  Madison Square Garden de New York. Un pabellón, como siempre, hasta la bandera de espectadores apasionados por el espectáculo de la cultura histórica de los protagonistas. Una auténtica batalla que simboliza la NBA y la extensión de su  juego, Coast-To-Coast.

Walt Frazier de comentarista, uno de los jugadores más icónico y de “corazón Knick” y Kurt Rambis forman parte de la historia de los magníficos e increíbles Lakers de los años 80 (Show time USA) que enamoraba tanto a lo divino como lo no divino. Sentado a pie de cancha en el Madison,  Magic Johnson uno de los mejores jugadores de baloncesto y una leyenda Lakers, y que no ha querido perderse este partido tan especial  que podría ser el último partido de Kobe en el Madison. 

Phil Jackson ganador de 5 anillos con los Lakers, el místico  de la NBA y  el General Manager de los Knicks, que trajo a otro mentor  muy identificado con los Lakers a New York, Derek Fisher  con la Misión de entrenar a los chicos de  de la “Big Manzana”, inculcándoles con la filosofía Zen de Phil Jackson con la que ha conseguido grandes triunfos tanto en los Bulls de Jordan como luego en los Lakers con Kobe Bryant. 






Carmelo Anthony y Kobe Bryant son las actuales estrellas  en ambos equipos. Es evidente que ambos asumen plenamente la responsabilidad de liderar a los jóvenes jugadores, enseñarles lo que significa jugar en la NBA y, sobre todo transmitirles la cultura  legendaria de sus respectivos equipos. ¿Cuáles de los jóvenes jugadores actuales, escogerán el guante de liderar en el futuro inmediato a sus respectivos equipos? ¿Kristaps Porzingis por los Knicks?  ¿D’Angelo Russell para llenar el hueco  de Kobe? o ¿el carácter competitivo de Julius Randle?


Sin duda ayer fue una fiesta maravillosa del “balón redondo” y un espectáculo apasionante con los jugadores completamente mentalizados. Kobe Bryant anotó 7 puntos en el primer cuarto. Un duelo de súper estrellas donde ambos equipos cumplieron de sobra con las expectaciones propias y ajenas (18 puntos Kobe y 24 puntos Carmelo). A falta de 2 minutos del final, un triple de Galloway sentenció la victoria local. Un choque bastante igualado en el que ninguno de los 2 equipos demostró una clara superioridad.  Muy importante ha sido el trabajo  realizado por nuestro José Calderón haciendo de base puro y guiando el ataque de los Knicks con 14 puntos. Es de rigor el reconocer la productividad bajo los aros de Robin López en esta sufrida victoria de los Knicks.





Como dicen en New York, el Madison Square Garden es especial.  Aunque el edificio inicial ya no existe, se dice que todos los grandes del deporte que han actuado en sus dominios, regresan para asistir a los grandes eventos y no me refiero solo a los vivos, pero a los que viven en la historia del deporte. Ni los Knicks ni los Lakers han defraudado a ellos. Así es la NBA.        





  • ¡Nadie ha comentado aún! ¡Se el primero!


Comentar

He leido y estoy de acuerdo con las condiciones legales y de privacidad.

Noticias relacionadas